Seop encarrila el concurso de acreedores más complejo de la crisis

noticia cincodiasNoticia publicada en CincoDías el 25 de Enero de 2013.

La primera gran constructora que colapsó ante la actual crisis, la cántabra Seop, está en disposición de presentar un convenio a sus acreedores casi cinco años después de suspender pagos. Con 269 millones de deuda, ofrece una quita del 55% y nueve años de espera, o un 45% y un plazo de 11 años.

La que llegó a ser decimotercera constructora española por cifra de negocios, Seop Obras y Proyectos, está a punto de desliar la madeja de un concurso de acreedores presentado en en marzo de 2008, con un saldo deudor de 269 millones, y por el que juez que lo tramita llegó a pedir disculpas ante la falta de avances.
La compañía suspendió pagos cuando formaba parte del grupo Silver Eagle, propiedad de la familia cántabra Montalvo, y siendo socia del selecto club de constructoras Seopan. Tras esos días de gloria y ya en situación de insolvencia, se llevó a cabo un management buy out por el que el capital pasó en 2010 a manos de un grupo de ejecutivos encabezados por el director general, Santiago Gilarranz, y el jefe del departamento financiero, David Cabal. Son estos últimos quienes están capeando el temporal durante este tiempo.

El accidentado concurso se ha visto dilatado por la tramitación de 460 demandas incidentales (impugnaciones por diferencias entre las cifras reclamadas y las reconocidas por Seop) mientras el equipo gestor ha tratado de mantener con vida la empresa. De hecho, durante este periodo en concurso y atada de manos para acudir a licitaciones de obra pública, ha ejecutado obras por 80 millones y conserva otros 19 millones en cartera.

Fuentes cercanas a las negociaciones entre empresa y acreedores aseguran que, una vez finalizada la fase común del concurso, Seop se va a dirigir en los próximos días al Juzgado Mercantil número 1 de Madrid para presentar una propuesta de convenio que pondrá dos alternativas sobre la mesa.
En primer lugar se plantea una quita del 55% sobre la deuda y una espera de nueve años que empezarían a contar en cuanto se apruebe el convenio. En este caso, Seop pagaría el 9% de sus créditos en el primer año y liquidaría a los acreedores con deudas inferiores a los 3.000 euros (el 33% del total) en los tres primeros meses y en un solo pago.

La segunda vía contiene una quita menor, del 45%, pero la espera para los acreedores subiría hasta los 11 años. Seop precisa un 51% de aceptación para sacar adelante esta propuesta que va a trasladar a la masa de proveedores y bancos. Los 269 millones adeudados han sido reclamados principalmente por proveedores comerciales (169 millones), mientras la constructora tiene 100 millones pendientes de pago a la banca, donde esperan cobrar entidades como el Santander, Popular, Banco Pastor y distintas cajas de ahorros.